Queremos invitar a personas que compartan la esencia del proyecto Jubilar Tiétar – que se enmarca en la búsqueda de una vida de madurez y envejecimiento activo enraizada en un sentido transcendente del ser humano- que se apoya en tres Planos Esenciales:  Persona, Comunidad y Naturaleza.

 

  • Yo: Sentido trascendente de la Vida, de nuestra Vida

fincatomillotietar-30La vida en la Naturaleza, en comunidad y la vocación de participación y ayuda hacia el entorno son los elementos externos que permitirán en estos años una vida activa, evolucionando como seres humanos en su sentido más pleno y trascendente. 

Soñamos Jubilar Tiétar como el terreno en el que echar raíces  profundas como personas autónomas, conscientes de nuestro proceso de envejecimiento, responsables de cuidar y cultivar nuestro cuerpo, nuestro espíritu y nuestros valores más profundos.

La cultura, el arte y la creatividad, el silencio, la escucha, el acuerdo, el encuentro, el respeto y el perdón…serán  herramientas para la comunidad y para cada uno de nosotros en nuestro camino de realización personal.

 

  • La Comunidad: Nosotros y Otros

Nosotros

Vivir un tramo importante de nuestras vidas en comunidad con personas afines con el espíritu del proyecto, constituye un “anhelo de vida” de todos los que estamos o estarán unidos al proyecto.  Poner cada persona en el centro de la relación y respetar su autonomía  personal es el núcleo de una convivencia respetuosa y nutritiva para todos.

1-3Jubilar Tiétar lo compondremos personas en diferentes situaciones sociales, económicas, intelectuales y con diferentes recorridos de vida. Estas diferencias no nos separaran sino que nos enriquecerán mutuamente.

Buscamos crear una comunidad o grupo de convivencia que nos ayude y estimule a la realización como individuos, promoviendo situaciones y actividades que nos permitan perseguir nuestro mejor yo y ofrecer lo mejor de nosotros mismos en los ámbitos social, ecológico, cultural, humano.

Jubilar Tiétar es un ser vivo, enraizado y germen de otras iniciativas. Dentro de él se da y se recibe. Deseamos que nuestro Jubilar Tietar sea un ámbito de convivencia en el que podamos compartir nuestros caminos y la alegría de vivir y de morir, desde la libertad de cada uno para compartir aquello que desea.

Comunidad como entorno

Buscamos también un espacio que sirva como catalizador del espíritu de empatía y colaboración hacia los demás que nos mueve a quienes en él vivamos. El jubilar busca ser un lugar que permita “expresar” la solidaridad y fraternidad de cada persona y de la comunidad hacia el exterior, hacia otras personas y colectivos del entorno en el que nos integramos.

Queremos seguir siendo “levadura”, seguir siendo seres vivos que continúan vivos y, que desde su diversidad, desean continuar generando un impacto positivo en su entorno, un agente polinizador en la zona.

La cercanía de la Fundación Tomillo Tiétar y sus proyectos eco-sociales aportaran seguramente, desde la total independencia, sinergias y un territorio de colaboración social enriquecedor.

 

  • La Naturaleza

Tras años de vida urbana, el deseo de vida en la naturaleza surge en muchas personas como una necesidad vital. El encuentro diario con la tierra, el rio, el bosque permite dar a nuestras vidas un sentido más profundo de la vida y recuperar o experimentar por vez primera la simplicidad y la conexión con el planeta que nos alberga.

La naturaleza nos permite e invita a una Vida activa – en la medida de nuestras posibilidades- para la obtención de parte de nuestros propios alimentos de forma saludable y respetuosa con la tierra y los animales. Nos invita a caminar, al desarrollo y disfrute de nuestro cuerpo y de nuestros sentidos. La naturaleza es inspiradora y aporta serenidad; anima a la reflexión y alienta la creatividad.

fincatomillotietar-169